Plafón para techo o pared para bombillo

Plafón para techo o pared para bombillo

Plafón para techo o pared para bombillo

$2.200


PLAFON PARA TECHO O PARED PARA BOMBILLO

Plafon plástico para pared o muro,
con certificación RETIE.
Despachos sin costo a nivel nacional

Características Técnicas

Potencia Máxima

150 W

Voltaje

127V







 

Definición de Plafon de techo

Un plafon de techo o portalampara para bombillo es un dispositivo como su nombre lo indica, que nos permite sostener las lámparas o bombillas conectadas a la red eléctrica. Este dispositivo soporta mecánicamente y proporciona conexiones eléctricas para una lámpara o bombillo eléctrico compatible. El plafon de techo o pared para bombillo permite que las lámparas se reemplacen o se remuevan de forma rápida y segura.

En la construcción, se conoce como plafones a aquellos elementos que se emplean para crear sectores aprovechables, pero que no sean visibles, debajo del techo. Por lo general, en el plafón de techo o pared se instalan cables o canalizaciones que son necesarios para la infraestructura eléctrica de un edificio pero que, por motivos estéticos, se pretende mantener ocultos sobre superficies superpuestas.

El plafón plástico destinado a las bombillas o lámparas eléctricas cuentan con diversas formas, pero la más empleada es la que tiene rosca Edisson. En general, se componen de un envolvente tubular, cerrada por un casquete esférico en la parte inferior, casquete que es atravesado por los conductores aislados que conducen la corriente. Estos terminan en sendos enchufes o contactos y se mantienen sujetos a ella con dos tornillitos. Estos contactos están aislados entre sí, y uno de ellos está unido al tope central, destinado a servir de tal al fondo de la lámpara que se conecta en el plafón de techo; el otro va a la rosca interna Edisson o a una virola, que dará contacto al cuello de la lámpara. La rosca o la virola están aisladas del cuerpo del portalámparas por la interposición de un anillo de porcelana, el cual entra en la rosca de la parte exterior del bombillo para sujetar y fijar este al plafón plástico.

La construcción de un plafon de techo o pared define y limita su uso previsto. El aislamiento plástico o cerámico con el que están construidos los plafones tienen que soportar temperaturas de funcionamiento considerablemente más altas que la baquelita u otros materiales plásticos de baja resistencia al calor. Los componentes eléctricos y los cables deben estar diseñados para transportar la corriente prevista más un factor de seguridad en caso de alguna anomalía en la red eléctrica.

El plafón plástico para bombillo debe ubicarse lo suficientemente lejos del filamento para que los metales con el punto de fusión más bajo no entren en contacto con este y puedan permanecer sólidos. Se requieren elementos de resorte para adaptarse a estos cambios dimensionales.

Las fallas del plafón de techo para bombillo generalmente son causadas por abuso mecánico, por sobrecalentamiento o el uso de bombillos o lámparas no certificadas. Es mucho más probable que una toma con un interruptor incorporado en el plafón falle en el uso normal ya que las partes del interruptor se desgastan. Las fallas de aislamiento del plafón para bombillo generalmente son causadas por impactos o por dificultades en el momento de insertar o quitar una lámpara o bombillo. Los enchufes utilizados al aire libre o en áreas húmedas a menudo sufren de corrosión que puede hacer que la portalámpara enchufable se “pegue” en el enchufe y los intentos de cambiar una lámpara pueden resultar en la rotura de la lámpara o del portalámparas.

La corrosión no solo se produce de forma ambiental, sino que puede ser el resultado de la corriente que fluye a través de las piezas cuando existe una resistencia apreciable entre las piezas. Los accesorios en entornos externos pueden requerir juntas u otros métodos de impermeabilización para evitar la acumulación de humedad en el área del enchufe por eso es necesario que el plafón para bombillo se mantenga limpio y sin materiales que se interpongan entre el bombillo y el plafón.